Salud

¿Sabías que existe la enfermedad por arañazo de gato?

Quienes compartimos nuestra vida con un gato, sabemos que son ellos quienes marcan los límites de nuestro afecto. Con sus reacciones nos dejan claro hasta dónde podemos abrazarlos, molestarlos o simplemente acariciarlos. Una demostración de cariño muy efusiva o el simple hecho de tocarlos en sus “zonas prohibidas”, como el vientre, a veces puede terminar con un arañazo o una mordida. Si bien normalmente son simples “advertencias” de que estamos traspasando el límite, incluso un rasguño suave puede traer consecuencias posteriores, como la enfermedad por arañazo de gato.

¿Qué es la enfermedad por arañazo de gato?

Se trata de una enfermedad causada por una bacteria con nombre difícil: Bartonella henselae (B. henselae), que suele alojarse en las uñas de nuestros felinos y se transmite a las personas a través de un rasguño.

Los niños menores de 14 años suelen ser los más afectados por la enfermedad por arañazo de gato. Esta es una de las causas más comunes de inflamación dolorosa de los ganglios en niños y adultos jóvenes1. También puede causar fiebre y malestar general y, en un porcentaje menor de los casos, puede producir complicaciones más graves en los ojos, el sistema nervioso central y en otros órganos.

Las primeras lesiones suelen aparecer en el lugar del arañazo unos tres a diez días más tarde de ocurrido el evento, en forma de ronchas sobreelevadas que pueden tener una costra. Posteriormente, se desarrolla la inflamación de los ganglios cercanos al lugar del arañazo: puede ser en la axila, la ingle o el cuello.

En general, la enfermedad suele resolverse sola sin necesidad de tratamiento, pero la afección de los ganglios puede durar semanas o meses2. En personas con inmunodeficiencias, la enfermedad puede incluso ser fatal3.

Esta bacteria no solo se aloja en las uñas de los gatos, sino que está en su sangre, específicamente, en los glóbulos rojos. Lo curioso es que a los gatos normalmente no los afecta, a pesar de que pueden permanecer infectados por largos períodos.

¿Cómo llega la bacteria a las uñas?

Primero, es importante saber cómo se transmite de un gato a otro. Las verdaderas responsables de la transmisión de la bacteria son ¡las pulgas! Debido a que las pulgas se alimentan de sangre, al picar a un gato infectado absorben la bacteria junto con la sangre y después la eliminan con su materia fecal sobre la piel del felino.


Cuando el gato se rasca en respuesta a la picazón que le producen las pulgas, contamina sus uñas con la materia fecal de estos insectos.

La infección en gatos es muy frecuente, particularmente, en gatitos jóvenes y en gatos callejeros.

¿Cómo prevenir la enfermedad?

Para reducir el riesgo de enfermedad por arañazo de gato, es importante tener en cuenta algunas consideraciones:

  1. Evitar las interacciones y los juegos bruscos que lleven a arañazos o mordeduras, particularmente de gatos de la calle.
  2. Desinfectar rápidamente las heridas en caso de arañazo o mordedura.
  3. Enseñar a los niños cómo se debe interactuar con los felinos para prevenir arañazos y mordeduras.
  4. Proteger a los gatos contra las pulgas durante todo el año.

Este último punto es muy relevante y es que, debido a que las pulgas son las principales transmisoras de la enfermedad, resulta fundamental eliminarlas de las mascotas y de la casa con el uso de productos pulguicidas en forma preventiva durante todo el año.

¿Y si mi gato no tiene pulgas?

Las pulgas son insectos muy hábiles para encontrar su fuente de alimentación. Contrariamente a lo que muchos piensan, las pulgas no se pasan de un animal a otro, sino que se “levantan” del ambiente. Incluso si el gato vive dentro de casa sin contacto con el exterior, puede estar expuesto a las pulgas. ¿Cómo? Las pulgas saltan del piso a todo lo que se mueve, incluso a las personas. Por lo tanto, podemos traer las pulgas desde el exterior en nuestra ropa.

Por otro lado, debido a los hábitos casi obsesivos de limpieza de los gatos, es posible que no las veamos porque las arrastran con su lengua rugosa al acicalarse. 


Un estudio mostró que un 50% de las personas no se da cuenta cuando su gato tiene pulgas4.

Por este motivo, la protección contra pulgas durante todo el año es esencial.

La mayoría de los productos antipulgas dura un mes, aunque también hay pipetas que duran hasta tres meses, lo que hace más fácil la protección durante todo el año.


¿Quieres saber cómo proteger a tu gato contra las pulgas con menos tratamientos al año?

Convivir en armonía con un gato es simple: sólo es importante saber que es él quien pone las reglas 😊. ¿Tienes consultas?

Referencias:

  1. Rodríguez-Rodríguez M, Rodríguez-Rosell MV, Blanco-Costa MI, Rodríguez-Asensio J. Enfermedad por arañazo de gato. Presentación de varios casos clínicos [Cat scratch disease. Presentation of several clinical cases]. Aten Primaria. 2017 Mar;49(3):196-197. Spanish. doi: 10.1016/j.aprim.2016.02.010. Epub 2016 May 24. PMID: 27231131; PMCID: PMC6876062.
  2. Zangwill KM. Cat Scratch Disease and Bartonellaceae: The Known, the Unknown and the Curious. Pediatr Infect Dis J. 2021 May 1;40(5S):S11-S15.
  3. Stützer B, Hartmann K. Chronic Bartonellosis in cats: what are the potential implications? J Feline Med Surg. 2012 Sep;14(9):612-21
  4. Peribáñez MÁ, Calvete C, Gracia MJ. Preferences of Pet Owners in Regard to the Use of Insecticides for Flea Control. J Med Entomol. 2018 Aug 29;55(5):1254-1263.

AR-BRV-220800009