Los cachorros y sus vacunas… Mitos y realidades

Muchas personas han tenido un cachorro o un gatito en su vida y saben que no hay nada más lindo y tierno que regalonear y acariciar a una pelotita de pelos que juega y duerme como si no hubiese un mañana. La mirada tierna, tan representativa de un cachorro, hace que nunca quieras perderlo de vista y darle todo el amor que se merece. 

Lo queremos cuidar en todo momento y lugar y estar pendiente de sus necesidades, su diversión y en especial su salud, pues queremos que nunca le pase nada y es aquí donde comenzamos a preguntarnos cosas acerca de las vacunas que deben colocárserle, si serán buenas o no, si es verdad sobre ciertas complicaciones que pueden ocurrir, efectos secundarios, entre otros. Para aprender más acerca de las vacunas en nuestros cachorros, comenzaremos a hablar y explicar cada uno de los aspectos o consultas más frecuentes y descubrir si es un mito o verdad.

 1: Las vacunas erradican las enfermedades

Verdadero. Las vacunas tienen la capacidad de erradicar y controlar enfermedades, pero para eso debe vacunarse un alto porcentaje de la población de perros y gatos, y revacunar en las fechas que corresponda. Esto, ya que a pesar de que existen sectores donde es raro ver ciertas enfermedades, los agentes infecciosos que las causan siguen circulando en otros, y gracias a la movilidad que hoy tenemos, esos agentes infecciosos pueden trasladarse y reinfectar lugares que estaban libres de ellos.

Esta es la razón principal de la vacunación, vacunar para proteger a nuestras mascotas y vacunar para proteger al resto de las mascotas que viven o comparten con nosotros. 

Existen ejemplos como el sarampión, el tétano y el polio que prácticamente han desaparecido de la tierra y han sido erradicados de algunos países gracias a las vacunas. Asi también en muchos países hemos prácticamente llevado a cero los casos de Rabia, que hace años atrás provocaba grandes porcentajes de mortalidad tanto en mascotas como en personas. Todos estos logros han sido gracias a los programas de vacunación, sigue siempre las recomendaciones de tu médico veterinario.

2: Debes vacunar a tu cachorro todos los años

Verdadero. Aunque ya no sea cachorro, hay vacunas que deben ser aplicadas todos los años, como la vacuna para la tos de las perreras, o la vacuna para la leptospirosis. Parecido a lo que sucede en nuestra población, así como vacunarse contra influenza todos los años ya está incorporado y es de rutina, también pasa lo mismo con nuestras mascotas y algunas vacunas. También existen diferencias en los planes de vacunación dependiendo la condición sanitaria que haya en la localidad donde viven, existen regiones donde existe una alta prevalencia de enfermedades que en otras regiones no existen o tienen baja presentación, por eso pregúntale a tu médico veterinario, quien te guiará en el calendario de vacunación que tu mascota necesita.

3: Si cuidas bien a tu mascota o si no sale de la casa, no necesitará vacunas 

Falso. Como ya has podido darte cuenta con lo que estamos viviendo y esta pandemia, las enfermedades o más bien sus agentes pueden estar en todos lados, los puedes llevar en tu ropa, zapatos, juguetes, incluso en tu casa, un ejemplo puede ser el Parvovirus que es un virus que es resistente en el medio ambiente y que sin quererlo podemos traerlo a nuestra casa si nuestros zapatos tuvieron contacto con heces de animales enfermos o estuvimos en algún lugar sin quererlo donde estuvo un perrito enfermo, por lo tanto, por más que cuides que no salga tu mascota esta podría enfermar si no lo vacunas.

4: Las vacunas se deben administrar según el peso del animal

Falso. Aunque la mayoría de los fármacos se aplican en relación con el peso corporal, las vacunas están pensadas para que la dosis que se administra, estimule el sistema inmunológico del paciente. como ejemplo; algunas de las vacunas que se aplican en niños y adultos tienen la misma dosis para ambos como la vacuna tresvírica (sarampión, rubéola y parotiditis) o la vacuna de influenza que para niños sobre 3 años es la misma dosis que para un adulto.

5: Como vacuné a mi mascota desde que era cachorro, ahora que está viejito no es necesario seguir vacunándolo

Falso. Si bien es cierto el periodo de mayor susceptibilidad de adquirir enfermedades graves en nuestras mascotas es cuando son cachorros, porque recién están formando su inmunidad, también existen enfermedades que son más complicadas en animales adultos o incluso cuando son más viejitos, en el caso de los perros el distemper o la Leptospirosis son especialmente agresivas en poblaciones de animales más senior y en gatos la Leucemia o el Sida Felino son más prevalentes de adultos.

6: Todas las vacunas se inyectan

Falso. Existen vacunas que se administran por la boca o por la nariz, estas vacunas se pueden aplicar sin agujas introduciendo su contenido vía oral o vía nasal. Estas vacunas están pensadas para enfermedades respiratorias muy contagiosas, y complementan las vacunas inyectables tradicionales. Consulta con tu veterinario.

En conclusión, las vacunas son la mejor herramienta para mantener saludable a tu perrito o gatito, y si sigues responsablemente un programa de vacunación recomendado por tu médico veterinario, solo habrá efectos positivos para ellos. 

Conoce más de temas relacionados para la salud de tu mascota ingresando aquí.


Ante cualquier duda o emergencia, puedes encontrar tu clínica veterinaria más cercana

Conoce más de Bravecto® y adquiérelo en tu clínica veterinaria más cercana.

Compartir: