Nuestros queridos viejos peludos
y los problemas que vienen con su edad

El progreso de la tecnología, la nutrición, la mayor preocupación de los tutores, y los avances en la medicina veterinaria actual, han generado un aumento en la esperanza de vida de nuestras mascotas. Por esta razón, hoy es muy común ver perritos senior o con varios años paseando junto a sus cuidadores y acompañándolos durante más tiempo.

Efectos de la vejez en nuestros perros:

El envejecimiento es un proceso natural que afecta a todo el cuerpo. Ningún sistema de órganos – humano ni animal – está libre. Sin embargo, la vejez no necesariamente tiene que ser sinónimo de enfermedad, porque un buen cuidado y la realización de exámenes preventivos de manera regular, pueden permitir a nuestras mascotas vivir felices, saludables y más activas.

Varios signos de vejez pueden manifestarse en nuestras mascotas. Desde las tan comunes canas, un caminar más lento y hasta la falla de diversos órganos producto de la fatiga o deterioro de sus funciones, nuestros “viejitos” pueden desarrollar todo tipo de enfermedades como cardiopatías, problemas renales, hepáticos, artritis o incluso cáncer, causante de casi un 50% de los decesos en perros sobre los 10 años y un porcentaje menor en gatos.

Pérdida de visión y audición

Otro signo muy común de la vejez, es la pérdida paulatina de la visión; las cataratas -que se ven como una nube blanca en sus ojos- son muy típicas en nuestros peludos y pueden hacer su vida muy complicada, por lo que es importante no hacer muchos cambios de posición en los muebles para evitar que choquen con ellos. Además, la pérdida auditiva progresiva puede hacer que comiencen a no responder a nuestros llamados ni estar alertas a los estímulos externos. 

Cambios en la conducta

Si su mascota ya no quiere jugar como antes, no responde a órdenes simples, pasa mucho tiempo sin actividad, duerme mucho o tiene cambios de ánimo y se pone muy gruñón, puede que esté cursando una patología muy parecida a la demencia senil en humanos llamada “Disfunción cognitiva”, esta enfermedad es multifactorial y tiene que ver con algunos de los problemas anteriores, más una falta de oxigenación e irrigación de los tejidos nerviosos, afortunadamente este tipo de enfermedad tiene tratamiento. Consulta a tu veterinario (haz click aquí).

Síntomas de la disfunción cognitiva:
  • Desorientación, incluso en lugares conocidos. 
  • Excesivas vocalizaciones sin motivo aparente. 
  • Confusión. 
  • Fobias. 
  • Agresiones impulsivas.
  • Pérdida de memoria de las rutinas.

Tips para ayudar a tu mascota adulta 

  • Llévalo a tu veterinario de confianza y hazle exámenes de forma regular para chequear el funcionamiento de sus órganos. 
  • No te olvides de sus vacunas, en esta etapa las necesita mucho más para que no se enferme y, sobre todo antes de las épocas de frío, para prevenir las enfermedades respiratorias. ¡Conoce más aquí! 
  • Ofrécele una nutrición adecuada a su edad.
  • Enriquece su ambiente, ofrécele juegos y paseos. Además de cariños y mimos, él te necesita. 
  • Ayúdalo con suplementos o medicamentos que aumenten su capacidad cognitiva. Conoce más aquí.


Ante cualquier duda o emergencia, puedes encontrar tu clínica veterinaria más cercana

Conoce más de Bravecto® y adquiérelo en tu clínica veterinaria más cercana.

Compartir: